“Los días más oscuros de nosotras” (The Darkest Days of Us), ópera prima de Astrid Rondero, formó parte de la competencia oficial del Premio Maguey Over The Rainbow en el 33° Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG).

“Los días más oscuros de nosotras es una exploración sobre el pasado y la memoria, la ambivalencia tan humana entre el deseo de desprendernos del pasado y la necesidad de no dejarlo ir, como una herida abierta que conmemore lo que alguna vez sentimos y además es un homenaje a nuestros amores perdidos, una parábola sobre la memoria, el destino y la muy humana resistencia a la oscuridad”, expresa la directora Astrid Rondero.

La película también formó parte de la Selección Oficial del Festival Internacional de Cine de Los Cabos en su sexta edición, y logró una Mención especial en la sección México Primero.

Sinopsis

Los días más oscuros de nosotras cuenta la historia de Ana (Sophie Alexander-Katz), quien vuelve a Tijuana tras largos años de ausencia. Es arquitecta y su trabajo en una construcción pareciera dar inicio al motivo de su regreso. Los días en Tijuana la confrontan inevitablemente con el pasado: la muerte de su hermana Julia cuando ambas eran niñas y la imagen borrosa que la ha cazado desde entonces, una imagen que la hace creer que no murió accidentalmente.

Conforme los días transcurren, el pasado despierta a través de una mujer y una propuesta de compra hecha por Silvia (Florencia Ríos) quien la busca insistentemente para convencerla en persona de que le venda su casa de infancia, de la cual Ana no ha podido desprenderse, pero a la que tampoco ha podido entrar en todos estos años.

Presa de una extraña inquietud y renuente a vender, Ana se muda frente a la casa y en secreto sigue las tragedias de Silvia, como si se tratara de su propia hermana. Así, Ana conoce la vida de Silvia por fragmentos, piezas de un triste rompecabezas. Es a través del destino de Silvia que Ana enfrentará sus recuerdos y encontrará finalmente la expiación.

 

Loading Facebook Comments ...