Fuente: Agencias

Los Ángeles (EE.UU.)- Sam Rockwell cumplió hoy con los pronósticos y ganó el Óscar al mejor actor de reparto, la primera estatuilla de su carrera, por su trabajo en el drama con toques de humor negro “Three Billboards Outside Ebbing, Missouri”.

Sam Rockwell, del elenco de “Three Billboards Outside Ebbing, Missouri” (“Tres anuncios por un crimen” en América Latina), era el favorito en la categoría.

Antes de la entrega de los Oscar 2018, por su interpretación de un torpe y violento policía el estadounidense ya había sido galardonado con un Globo de Oro, un BAFTA y un premio SAG.Al subir al escenario, Sam Rockwell contó una anécdota familiar que revela cómo sus padres le inculcaron desde temprano su pasión por el cine.

“Quiero agradecer a la Academia… vaya, nunca pensé que diría estas palabras. A los actores que estaban nominados conmigo, quiero decirles que ustedes son de lo mejor, me inspiran y siempre lo han hecho. Cuando tenía 8 años, me llamaron a la oficina del director en la escuela. Eran mis padres. Me dijeron que teníamos que irnos, que había pasado algo con mi abuelita. Cuando nos fuimos, pregunté que había pasado. Me dijeron: ‘Nada, nos vamos al cine’. Mis papás amaban el cine. Gracias a ellos es que tengo esta pasión”, declaró el actor.

El actor también agradeció a su “increíble elenco”: Frances McDormand y Woody Harrelson, en especial. También agradeció al director, Martin McDonagh y a “todos los que vieron la película” y los que solo vieron “el cartel”.

Loading Facebook Comments ...