Fuente: Notimex

Los Ángeles, 10 Dic (Notimex).- Aunque “Roma” es el proyecto más personal en la historia del director Alfonso Cuarón, cuando la vi por primera vez me di cuenta que “es también mi historia, porque también tengo cicatrices personales”, afirmó la actriz Yalitza Aparicio.

Entrevistada en la alfombra negra de la premier de la película que se llevó a cabo la noche de este lunes en el teatro Egipcio de Hollywood, a donde también asistió Cuarón, parte del elenco y del equipo de producción de la película, dijo que retrata un contexto similar al suyo.

A pesar de ubicarse en los años 70 del siglo pasado, “no es tan diferente en el contexto que crecí; aún se siguen presentando represiones a estudiantes”, aseguró la incipiente actriz que nació el 11 de diciembre de 1992.

“Sigue habiendo ciertos temas de racismo. Esas diferencias de clases sociales cuando vi por primera vez la cinta, cuando estuvimos en Venecia vi que también pertenencian a mi historia. Hay muchas cosas de ellas que las he vivido. A lo mejor la edad no concuerda, pero es hermosa la película”, agregó a Notimex.

“Muchos se van a identificar con esta historia que aunque es la historia personal de Alfonso, a muchos nos ha removido esos recuerdos que considerábamos olvidados, pero que ahí están y también porque esta película voltea a ver a esas mujeres del hogar, que a veces son consideradas invisibles pero que realmente son fundamentales en la casa”, destacó.

Sobre su nominación a mejor actriz en los premios Critic’s Choice que se anunciaron este día, Aparicio se mostró feliz, porque “para mí significa como esta oportunidad en que mi gente y muchas personas se van a dar cuenta que se puede, que podemos aspirar a muchas cosas que soñemos. Estoy orgullosa por todas esas personas que luchan por sus sueños”.

Roma narra la vida de una familia de clase media que vive en la homónima colonia de la Ciudad de México. Mientras la madre, Sofía (Marina de Tavira) resiente la progresiva distancia de su marido, sus cuatro hijos pequeños son atendidos por Cleo (Yalitza Aparicio) –la joven empleada doméstica que pronto se revela como el eje de la historia.

El personaje de Cleo, sin embargo, tiene un referente indiscutible en la vida del director: Liboria (“Libo”) Rodríguez, la nana de los hermanos Cuarón. El director ha dejado claro que el vínculo entre ella y él fue el hilo que lo condujo en el laberinto de sus recuerdos.

Sobre algunos de los momentos más dramáticos de la cinta, como aquel en que los niños a su cuidado están a punto de ahogarse en la playa, Aparicio contó que desde que le anticiparon la escena tuvo mucho temor, “y más porque no se nadar”, aceptó quien nunca antes había hecho cine.

“Me daba mucho temor. Una vez estando en toma me pasó algo mágico, estando ahí te centras tanto en el momento que me surgió ese instinto de una madre que a pesar de arriesgar su vida va en busca de los niños que siempre ha considerado sus hijos”, describió.

Sobre la escena que protagoniza en una sala de partos, afirmó que nunca tuvo alguna preparación. “Cuando llegué al set Alfonso me dijo que era el momento que Cleo daba a luz. Llegué con esa intención pero muy pronto me di cuenta de como se iba desarrollando la historia”.

“Ver las reacciones de los doctores fue tan fuerte que me olvidé por completo que era Yalitzia y solo pensaba en mí como la mamá que estaba esperando a su hijo y se me venían las escenas de los niños que me tomaban de la panza para decirme que venía un bebé a la casa, y todo eso se me juntó cuando recibí la noticia y fue un shock para mí”, finalizó.

Loading Facebook Comments ...