Fuente: Notimex

Con un debate humanista y existencial sobre el individuo y lo que le queda a un hombre cuando está en situaciones extremas, el uruguayo Álvaro Brechner presentó hoy aquí “La noche de 12 años”, cinta con la que compite en la edición 44 del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva.

El filme trata sobre la historia de tres guerrilleros tupamaros que permanecieron presos 12 años durante la dictadura militar uruguaya, entre ellos, quien años después llegaría a ser el presidente de Uruguay: José Mujica (2010-2015).

Al presentar el filme, en la Casa Colón de esta ciudad andaluza, el realizador subrayó que “la capacidad de resistencia del ser humano no debe ser nunca subestimada por nadie, ya que por más regímenes autoritarios que haya, hay una libertad última de la persona para decidir qué quiere ser”.

“La noche de 12 años”, una coproducción de Uruguay, Argentina y España (2018), es la tercera película de Brechner y está protagonizada por Antonio de la Torre, Chino Darín, Alfonso Tort, César Troncoso y Soledad Villamil, entre otros.

Tort, presente también en el Festival de Huelva, explicó que el trabajo de los actores “fue muy duro, ya que nos preparamos mucho para enfrentarnos a esta terrible historia”.

El actor dejó claro que el principal mensaje de la película es que “es el hombre el que da sentido al sufrimiento para dar sentido, a su vez, a la esperanza”.

La película está inspirada en los años de encierro y aislamiento que sufrieron tres figuras uruguayas: José Mujica, Mauricio Rosencof y Eleuterio Fernández Huidobro, sometidos a una reclusión por razones políticas e ideológicas entre 1973 y 1985.

Los tres guerrilleros permanecieron recluidos en diminutos calabozos, además de que se les prohibió hablar y con escasa posibilidad de comer o dormir.

Empujados más allá de los límites de lo imaginable, los tres reclusos libraron una batalla existencial para escapar a la terrible realidad que los condenaba a la peor tortura: volverse locos.

Brechner detalló que el objetivo de esta película era el de trasladar a los espectadores “la experiencia de bajada a los infiernos que sufrieron, huyendo de los anecdótico para quedarnos con lo profundo de lo que pasaron: qué queda de un hombre en esas circunstancias y cómo hace para encontrar sentido a todo eso”.

Comentó que para lograr el filme realizó una investigación de casi cuatro años, entrevistó a los protagonistas de la historia, pero también a militares, políticos e incluso a neuropsicólogos, además de recabar testimonios directos, “pero siempre tuvimos suficiente libertad para contar la historia”.

Loading Facebook Comments ...