Fuente: Notimex

Con “Bel Canto”, su más reciente producción fílmica, el cineasta estadunidense Paul Weitz estremeció a sus espectadores con su historia, la cual tiene su estreno latinoamericano en el marco de la 16 edición del  Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM).

Al término de la función, algunos espectadores lucían rostros sonrojados y ojos húmedos, pues la historia muestra cómo la vida “Roxanne Coss”, una famosa soprano estadunidense, cambia abruptamente durante un concierto privado en una fiesta en honor a un empresario japonés muy influyente.

Y es que de pronto la celebración es interrumpida con la llegada de un grupo de guerrilleros, quienes exigen la liberación de sus compañeros encarcelados y entre amenazas y enfrentamientos, se pierden vidas a la lar de que surgen vínculos inesperados.

Al respecto, Weitz expresó que se sentía “muy afortunado de poder hacer una historia donde pudiera contar cómo los humanos siempre acaban compartiendo algo”.

Aunque reconoció que por ahora en Estados Unidos se están rodando películas bastante flojas en relación con la naturaleza humana, dijo sentirse satisfecho de haber incluido a la ópera “como un lenguaje que parece no tener ningún miedo de hablar de las cosas más importantes de la vida y de la muerte”.

Celebró el gran trabajo de su elenco, el cual estuvo encabezado por Julianne Moore, Christopher Lambert, Ken Watanabe, Sebastian Koch, Tenoch Huerta, Elsa Zylberstein y Noé Hernandez.

Respecto a la elección de los actores mexicanos, señaló que a Tenoch Huerta lo conocía de “Mozart in the Jungle”, serie que desarrolló, escribió, dirigió y produjo. Mientras que a Hernández lo vio en la cinta “Mexican Gánster”. “Dije: Yo los quiero ver juntos a los dos”, anotó con una gran sonrisa en su rostro.

En esta cinta, filmada durante 26 días en escenarios de la Ciudad de México, Cuernavaca y alrededores de Nueva York, convergen varios idiomas, entre ellos el Ruso, Inglés, Español, Noruego y Alemán.

Y en ese tenor, subrayó el gran interés de Julianne Moore por aprender muchos idiomas. “Antes de estar con nosotros, una película antes, aprendió el lenguaje de señas para interpretar a una persona sorda”, mencionó el cineasta, quien develó una butaca con su nombre en reconocimiento a su destacada carrera audiovisual.

“American Pie” marcó en 1999 el debut de Paul y Chris Weitz, ambos nietos de la actriz mexicana Dolores del Río. Entre otros trabajos hechos por Paul destaca el guion de la película animada “Antz”, de los directores Eric Darnell y Tim Johnson, y coescritura y dirección de “About a Boy”, por la que él y su hermano recibieron una nominación al Oscar a Mejor Guion Adaptado.

Loading Facebook Comments ...