“Nahui Ollin, sol de movimiento” presente en festival Ecozine en Zaragoza

22

Fuente: Notimex

Con una llamada urgente a la acción ante los efectos prácticamente irreversibles del cambio climático, el documental “Nahui Ollin, sol de movimiento” fue presentado en la X edición del Ecozine Film Festival, donde compite con otros 11 filmes en la categoría de largometraje internacional.

Eleonora Isunza y Gustavo M. Ballesté, directores del festival de cine medioambiental Cinema Planeta, que produjo este documental manifestaron su satisfacción por estar en Ecozine.

“Nahui Ollin, sol de movimiento” fue la primera producción de Cinema Planeta, el año pasado lo dedicamos al cambio climático, y decidimos también pasar a la acción haciendo una película que logramos financiar gracias al apoyo de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales de México”, señalaron ambos en entrevista con Notimex.

“Nos aventuramos a viajar por México para descubrir cómo ha ido avanzando este problema en nuestro país, y también nos atrevimos a dirigir una de las ocho partes del filme”, dijeron.

“Nahui Ollin, sol de movimiento”, ya se presentó en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara y también en Cinema Planeta, cuya última edición concluyó apenas el 7 de mayo pasado, mientras que a nivel internacional, Zaragoza es su primer escaparate.

Después del Ecozine Film Festival, es muy posible que el documental sea presentando en una reunión del G-7 que tendrá lugar en Polonia en junio próximo.

Gustavo M. Ballesté destacó que “en México no existen documentales sobre cambio climático y era una de nuestras preocupaciones, no existía material previo y nosotros que organizamos un festival ambiental lo sabemos porque hemos estado buscando películas mexicanas sobre el tema, por eso nos aventuramos a hacerlo”.

Por su parte, Eleonora Isunza sostuvo que la presencia de México en festivales cinematográficos siempre es importante, “y a nosotros nos consta como se ha incrementado la cantidad de producciones ambientales en México, pero sobre cambio climático no había nada.

Por ello, los directores de Cinema Planeta decidieron tomar de la mano a ocho amigos suyos realizadores en una película coral, lo que se define como una película de películas, compuesta por ocho cortos diferentes, ocho lugares con ocho efectos diferentes de cambio climático.

“Quisimos tener una visión muy amplia y que el mundo que vea esta película, sepa que el cambio climático va más allá de los efectos climatológicos, también pasa por la alimentación, por la salud, por el derretimiento de los glaciares”, coincidieron.

Pusieron como ejemplo que mucha gente no tiene conciencia que en México existían ocho glaciares, y ya solo queda uno, además de que se trata de glaciares tropicales, importantes porque nutren ríos y mantos freáticos en el país.

En esta versión amplia del cambio climático en México participan los realizadores Carlos Armella, Antonino Isordia, Michelle Ibaven, Teresa Camou, Sergio Blanco, Roberto Olivares, además de Isunza y M. Ballesté.

De esta manera, en Chihuahua, se pudo constatar como los fríos extremos han avanzado o han retrocedido, porque no es que el frío en esa zona se haya incrementado como única condición, sino que también se ha retraído, y esto provoca que las plagas no se mueran por esos fríos.

En Baja California Sur, en Cabo Pulmo, se vio cómo ha subido la temperatura del mar y está matando los corales y la vida marítima, mientras que en Sonora, investigaron la agricultura industrial, cuáles son sus procesos y cómo afecta esto al cambio climático, siendo este estado el granero de México.

El documental incluye a la Ciudad de México, uno de los lugares donde se expide más CO2, para tratar de hacer una introducción para ver cómo se genera el problema.

En Tabasco, se incluyó el tema de inundaciones en los manglares y como también éstos pueden ser barreras para los huracanes, mientras que en Oaxaca se habló con los campesinos para ver como la variabilidad afecta sus cosechas.

Otro estado incluido es Quintana Roo, donde la crecida del nivel del mar es palpable y los campesinos viven en zonas costeras que ya no tienen espacio para donde hacerse en peligro de quedar inundados, así como Veracruz, con el Pico de Orizaba donde está el último glaciar tropical.

Eleonora Isunza hizo hincapié en que “quisimos plasmar más allá de la discusión de si el cambio climático existe, si es verdad o no, ya que desde luego existe, a que es urgente actuar”.

“No quisimos darle voz a científicos, a políticos, sino a la gente para que hablara de su experiencia y que quede claro que están viviendo medidas de adaptación”, aseguró.

Rajendra Kumar Pachauri, expresidente del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático y asesor de Cinema Planeta ha señalado que desde hace dos años el cambio climático es irreversible y ahora no solo es mitigación, sino que hay que irse directo a la adaptación.

Ante ello, Isunza subrayó que “Nahui Olllin, sol de movimiento” es una llamada urgente a la acción. “Tenemos todos que actuar y es lo que quisimos hacer desde nuestra trinchera que es el cine”, agregó.

Loading Facebook Comments ...