Fuente: Notimex

Con la película de Iulia Rugină, “Titulares”, arrancó actividades la segunda Muestra de Cine Rumano, la cual se presentará no solo en la Cineteca Nacional sino también en Guadalajara y Monterrey.

En la inauguración, la directora y guionista Iulia Rugină agradeció tener el aforo de la sala 12 de la Cineteca y deseo que tuvieran una visión agradable de su película, una reflexión sobre la relación entre padres e hijos y la tendencia de los medios sensacionalista de las tragedias humanas.

“Lo mejor que puede tener un director de cine es tener esta vista”, expresó la creadora de al menos 15 producciones, entre cortos y largometrajes, en su idioma, frente a sus espectadores.

La cinta, que representa a la Nueva Ola del Cine Rumano, narra la historia de un reportero de televisión, quien tras la muerte de su compañero camarógrafo es asignado a grabar un video obituario. Sin embargo, solo la hija del difunto está dispuesta a hablar.

A lo largo de 81 minutos, la tercera película de Rugină da cuenta cómo el periodista conoce otra faceta de su colega, a la vez que atestigua la lucha de la jovencita por aceptar la pérdida de su padre.

Previo a la función se informó que cinco de las seis películas que integran el programa de la muestra viajarán a Monterey, dónde podrán apreciarse del 15 al 17 de junio, mientras que en Guadalajara será del 22 al 26 junio.

En su oportunidad, Nelson Carro, director de difusión y programación de la Cineteca Nacional, manifestó su satisfacción por la selección que se ha hecho para este 2018 y destacó el buen momento por el que está pasando el cine rumano.

La segunda Muestra de Cine Rumano incluye títulos punzantes e irónicos, que critican duramente a la sociedad que dejó la dictadura comunista en su país.

Además de mostrar el trabajo de Cristian Mungiu, Cristi Puiu o Cornelio Porumboiu, se presentan trabajos de nuevos directores, quienes retratan la complejidad de temas políticos, morales y mediáticos.

Del 7 al 13 de junio se proyectarán películas de Adrian Sitaru, Constantin Popescu o Călin Peter Netzer, y se celebrarán los cincuenta años de “La reconstrucción”, considerada por la crítica una de las mejores películas de Rumania debido a la influencia que tuvo en el cine de la posguerra.

Otra película sobresaliente es “El negociador”, de Adrian Sitaru, que buscó representar a Rumania en la reciente entrega de los Premios Oscar.

Loading Facebook Comments ...