Los años azules (2017) es el primer largometraje de la realizadora mexicana Sofía Gómez-Córdova. Ganadora del premio “Mejor Largometraje de ficción mexicano” en la 20ª edición del Festival Internacional de Cine de Guanajuato, y presentada en festivales alrededor del mundo, como: Hiroshima International Film Festival, The Barcelona Gay and Lesbian International Film Festival; y sin olvidar mencionar que fue nominada a los Premios Ariel como Mejor Ópera Prima.

Este filme independiente nos cuenta la historia de 5 jóvenes entre los 20 y 30 años que comparten una casa en ruinas en el centro de la ciudad de Guadalajara. A través de la mirada de un gato, nos trasladamos a una historia llena de crisis existenciales, techos que se caen, incertidumbre, amores fallidos, depresiones, patios inundados y todo aquello que vive una personas joven que aún está en busca de su destino.

Los Años Azules, tiene un guión con una estructura fuerte, los personajes y sus vidas son interesantes a pesar de la cotidianidad que gira en torno a ellos. Es una historia que describe a la perfección esta seudo-independencia que viven los jóvenes mexicanos hoy en día. Si vives solo o con roomies pero de alguna forma sigues dependiendo de tus padres de una manera que ellos no lo hicieron con los suyos, aprendes a dejar aún lado ciertas comodidades con el fin de tener esa libertad, la cual que conlleva muchas responsabilidades, en especial con uno mismo.

El mensaje que deja la historia es claro, lo que no es claro es el tecnicismo con el que comienza la película, con el que se desarrolla y con el que se termina. Comenzamos con una tonalidad azul, que le hace oda al nombre de la película, pero poco a poco esa tonalidad se pierde y la película torna un estilo “normal” el cual no ayuda a la narrativa, simplemente está ahí y funciona, pero no dice nada. Esta película pudo haber tenido una mejor narración si se hubiera valido de los demás departamentos que conforman la producción de una película.

El montaje y el guión es sin duda lo fuerte de esta película, con un tinte voyerista que te hará adentrarte en la búsqueda de la respuesta a la eterna pregunta “¿Cual es mi propósito en esta vida?”

Un filme mexicano que todos deberían ver, ya que a pesar de sus pequeños tropiezos es una obra que le hace justicia al cine mexicano, pero sobre todo al independiente. Una historia tan sencilla que es compleja.

Loading Facebook Comments ...