Fuente: Notimex

La más reciente cinta de la realizadora mexicana Natalia Beristáin titulada “Los adioses”, fue recibida hoy con aplausos durante su presentación a los medios de prensa en la 12 edición de la Fiesta del Cine de Roma.

Basada en la vida de la escritora mexicana Rosario Castellanos (1925-1974), la película es también un retrato de la condición de las mujeres en los años 40 y 50, del siglo pasado, en los que se sitúa la historia.

“Mi punto de partida para este proyecto era más una idea o una necesidad de explorar temas que a mí en lo personal me interesan y que tienen que ver con la feminidad, con la manera en que la mujer se determina o es determinada en muchas ocasiones por su contexto social, cultural e histórico, o el tema de la maternidad”, dijo la cineasta en rueda de prensa.

Explicó que en medio de la búsqueda por hilar todos esos temas fue que se topó con el personaje de Rosario Castellanos, que le permitió entrelazar y dar un peso específico al proyecto.

Para la preparación del filme, Beristáin, los guionistas, María Renée Prudencio y Javier Peñalosa, además de los actores leyeron gran parte de la vasta obra de Castellanos.

“Aunque ella nunca escribió una autobiografía, la verdad es que a través de su obra, sobre todo su poesía, uno puede hacer casi una radiografía de Rosario”, dijo la realizadora.

Explicó que también entrevistó a personas que conocieron de cerca a la escritora y a su marido, el académico Ricardo Guerra, pero que la reconstrucción de la vida íntima de la pareja fue inventada con propósitos narrativos y dramáticos, aunque estuvo impregnada de la obra de la autora de “Balún Canán”u “Oficio de tinieblas”.

Interpretada por Tessa Ia en la parte de la Rosario adolescente y por Karina Gidi como la escritora adulta, además de Pedro de Tavira Egurrola, en el papel de Guerra joven, y Daniel Giménez Cacho como el académico adulto, la cinta reconstruye la relación conflictiva de la pareja y revela el lado oscuro de una mujer frágil y llena de dudas.

“Castellanos escribió incesantemente sobre sí misma, como si buscara capturar en una red consistente de palabras lo que al final y paradójicamente le escapa, es decir, su propio yo. Y aunque durante su vida acumuló un amplio vocabulario de dolores, era incapaz de ubicar la posición exacta de su herida”, señaló.

Dijo que “Los adioses” es un filme que busca el origen de esa herida en los silencios y que como todo intento de acercarse a la verdad de otra persona, es en parte especulación, en parte proyección y también la reconstrucción de la escena del crimen.

Presente en la rueda de prensa, la actriz Karina Gidi dijo que para construir el personaje tuvo la fortuna de mantener varios encuentros previos con la directora y con Giménez Cacho.

“Lo que queríamos lograr era por un lado hablar del universo interior de este personaje, que fue una mujer muy genial, muy talentosa y con un cerebro que era como una autopista de muchos carriles y por el otro lado poder hablar de su fragilidad, de sus inseguridades, de sus enormes contradicciones y sus miedos en la vida privada”, explicó.

Dijo que su obra fue muy reveladora y una herramienta muy importante para construir el personaje, teniendo cuidado de no tratar de imitarlo y de no hacer una caricatura del ser humano.

“Los adioses” fue estrenada la semana pasada en el Festival de Cine de Morelia, en el estado mexicano de Michoacán; y en Roma fue incluida en la principal sección, al lado de otras 38 cintas, entre ellas las también mexicanas “Cuernavaca”, de Alejandro Andrade Pease, y “Tormentero”, de Rubén Imaz.

Loading Facebook Comments ...