Fuente: Notimex

Considerado uno de los pilares principales de la producción cinematográfica en México y el más importante puente para que los cineastas puedan difundir sus trabajos en los circuitos de festivales internacionales, el Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) celebra 35 años de fundación.

La producción, promoción, distribución, difusión y divulgación del cine mexicano, así como el estímulo a creadores, son algunas de las tareas que ha cumplido el instituto a lo largo de más de tres décadas.

De acuerdo con un comunicado, a finales de la década de los 80 se produjeron menos de 10 largometrajes en México, pero con la llegada de nuevas tecnologías de producción esa historia cambió paulatinamente y ahora, tan sólo en 2017, 176 películas fueron producidas.

Con nuevas plataformas de distribución como FilminLatino, el Imcine afronta los tiempos donde las películas comienzan a abandonar el DVD y Blu-ray para entrar a un consumo digital, además de dar apoyo financiero al cine mexicano, que tan sólo en 2015 obtuvo 186 premios en festivales de 33 países.

Pero las cifras no acaban ahí, pues los estrenos mexicanos en el ámbito internacional y las 412 participaciones de las películas nacionales en festivales de cine en el extranjero con 103 premios conseguidos, muestran una cinematografía que va ganando lugar en el mundo.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en 2016 el cine generó más de 28 mil empleos, 40 por ciento ocupados por mujeres; además, el gasto para consumir cine fue mayor al de otros bienes y servicios culturales, como los libros y conciertos, cifras que muestran la importancia que sigue teniendo el cine en la vida cultural.

Otros números que muestran cómo el Imcine ha mantenido una constante renovación es que en 2017, en 52 por ciento de las producciones participaron mujeres y en relación con 2016, hubo más películas producidas o escritas por mujeres, con un incremento de 34 por ciento y 30 ciento, respectivamente.

México cuenta con apoyos a la producción cinematográfica como el Foprocine (Fondo para la producción Cinematográfica de Calidad) y Fidecine (Fondo de Inversión y Estímulos al Cine), que han fomentado la profesionalización del gremio de productores y realizadores.

El Instituto Mexicano de Cinematografía tiene también en su historia otros sucesos de gran relevancia como lo fue la expedición de la Ley Federal de Cinematografía, en 1992, que sustituyó a la Ley de la Industria Cinematográfica de 1949, la cual marcó una diferencia normativa de promoción y fomento.

Por todo ello, el Imcine llega a su aniversario 35 con una estructura sólida que tan sólo en 2015 permitió que el cine mexicano trascendiera el territorio nacional, se estrenara comercialmente en 34 países y pusiera a México entre los 20 países con mayor producción cinematográfica del mundo.

La producción de productos audiovisuales pasó de seis mil 334 en 2012 a siete mil 70 en 2016 y se espera que en los próximos años continúe en ascenso, por lo que el Imcine seguirá ofreciendo herramientas a los cineastas para seguir construyendo nuestra identidad a través del cine.

Loading Facebook Comments ...