Fuente: Notimex

Ya sea por conflictos armados, dictaduras o el crimen organizado, la desaparición de personas ha sido una constante en la historia mundial. Sin embargo, la tragedia no sólo la viven las víctimas sino también sus familiares y amigos, quienes no reparan en la búsqueda de sus seres queridos.

Bajo esa premisa el cineasta guatemalteco César Díaz levantó la película “Nuestras madres”, que representará al país centroamericano en la edición de la Semana de la Crítica de Cannes que se desarrollará del 15 al 23 de mayo.

Emocionada por el logro, la productora Pamela Guinea expuso que será la primera vez que el país centroamericano estará presente en el afamado festival de cine que se desarrolla en la riviera francesa.

“Estamos muy contentos porque por primera vez estamos en una competencia en Cannes y lo hacemos con una historia poderosa”, compartió a Notimex.

La cinta, coproducida por Francia, Bélgica y Guatemala, retrata la historia de “Ernesto”, un antropólogo forense que busca a su padre desaparecido durante la guerra civil de Guatemala.

«Es duro que nuestro cine esté contando estas historias pero creo que es importante que se escuchen en el extranjero porque solo así fomentamos el diálogo y la reflexión en cuanto a nuestros problemas y preocupaciones”, aseveró la también productora de la cinta mexicana “Tesoros”, de María Novaro.

De acuerdo con la crítica especializada, César Díaz es un director interesado en recuperar y mostrar testimonios de la dictadura y las luchas civiles guatemaltecas. “Semillas de ceniza” y “Territorio liberado” son sus trabajos previos.

La producción es protagonizada por dos actores mexicanos: Armando Espitia (Heli) y Emma Dib (No quiero dormir sola), así como por Aurelia Caal, Julio Serrano Echeverría y Víctor Moreira.

De productora a directora

De manera paralela a su labor como productora, Pamela Guinea escribe su primer guión para cortometraje con el que debutará en la dirección.

“Al igual que en México, en Guatemala es desgastante y asfixiante ser mujer, y la violencia y el odio son cada vez mayores. Creo que nosotras las mujeres tenemos que reivindicar esa situación llamando al diálogo y visibilizando nuestra condición que es compleja”, externó Pamela a propósito del contexto que retratará en su filme.

A decir de Guinea, quien también ha producido las películas “Las marimbas del infierno” y “Polvo”, de Julio Hernández Cordón, la historia que desarrolla se basa en sus dos hijas, su madre, abuela y bisabuela, así como en experiencias propias.

“Es un cortometraje sobre cómo dos niñas buscan a su abuela y sobre cómo es vivir en Guatemala siendo mujer, niña, madre, abuela”, expresó la creadora quien espera comenzar a filmar a finales de 2019.

Loading Facebook Comments ...