Fuente: Notimex

El festival internacional de documentales Hot Docs dedicará a México su programa Made In (Hecho en) y proyectará seis filmes en colaboración con el Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine).

“Ya me voy” es el título del documental de Lindsey Cordero y Armando Croda, sobre un mexicano que vivió 16 años en Estados Unidos como indocumentado y que al decidir regresar se encuentra con que la familia ha derrochado el dinero que les envió y quieren que siga en el exterior.

La directora Sandra Luz López Barroso presentará “Artemio”, la historia de un niño de 10 años que nació en California pero debe viajar a México con su madre, quien no obtuvo la visa estadunidense, y enfrentarse a un país e idioma que no conoce.

Otra cinta que se proyectará aquí en el festival que comienza el 26 de abril próximo es “Eternity never surrendered”, de Daniela Rea Gómez, sobre dos mujeres que perdieron a sus seres queridos en manos del crimen organizado y los recuerdan como una forma de no olvidar la injusticia.

José Pablo Estrada Torrescano, quien estudió cine en Praga, volvió a México a cumplirle la promesa a su abuela: hacer una película sobre su vida. “Mamacita” retrata la vida de María del Carmen Torrescano, hija de dos medios hermanos, quien a los 20 años ya era madre de cinco niñas y que encontró el éxito en la venta de productos de belleza.

Luciana Kaplan, directora de “La revolución de Efrosina”, vuelve al festival Hot Docs, ahora con “Rush hour”, filmada en la Ciudad de México, Los Ángeles y Estambul, tres ciudades superpobladas.

La directora sigue a tres personas en su odisea para transportarse de sus casas a sus respectivos trabajos en un eterno trayecto donde reflexionan sobre sus vidas.

La cineasta Trisha Ziff, que en ediciones pasadas presentó “El hombre que vio demasiado” sobre los fotógrafos de nota roja, presentará “Witkin & Witkin” sobre dos gemelos que tienen diferentes formas de vida: uno es un fotógrafo que trabaja con cadáveres y partes humanas, y el otro un artista figurativo.

La edición 25 de este festival, considerado el más grande en su tipo en Norteamérica, será realizado en Toronto del 26 de abril al 6 de mayo próximos, y proyectará 246 filmes de 56 países en 14 diferentes programas y con un 50 por ciento de películas dirigidas por mujeres.

Este festival internacional se caracteriza por presentar historias atrevidas, provocativas, de denuncia en donde el espectador puede estar lo mismo frente a los hombres de casco blanco que rescatan cadáveres y heridos en Alepo, que escuchan a criadores de aves o seguidores de la teoría de que la Tierra es plana.

También se hará el estreno mundial de la cinta estadunidense “Active measures”, de Jack Bryan, en donde con testimonios de políticos como Hillary Clinton y John McCain se muestran los lazos entre Donald Trump y Vladimir Putin desde la década de 1970 y las presuntas tácticas rusas para influir en la elección presidencial de 2016 en Estados Unidos.

Loading Facebook Comments ...