Fuente: Notimex

En un complejo cinematográfico situado en el World Trade Center, la película dirigida por Pedro Pablo Ibarra, fue la protagonista de esta noche, cuyo monto recaudado se dio de forma íntegra al Festival Churumbela para continuar con el desarrollo de distintas actividades enfocadas a niñas y niños en situación de vulnerabilidad, a fin de que se acerquen al cine de manera lúdica y divertida.

Con la suma recaudada, el festejo desarrollará actividades que acercarán el cine a niños de casas hogar y centros comunitarios para fortalecer su identidad, sentido de pertenencia y vocación. Además, los organizadores podrán transportar a cientos de pequeños, quienes serán recibidos los días 23, 24 y 25 de noviembre en la sede del festival.

“Lo que nosotros hacemos es transportarlos de los centros comunitarios o casas hogar al Cenart, los alimentamos y solo nos preocupamos para que ellos disfruten de un día divertido y lleno de cine”, dijo la coordinadora del festival, Areli Flores.

Detalló que lo recaudado esta noche servirá para la renta de cerca de 30 autobuses que a su vez transportará a más de seis mil pequeños hasta la sede del festejo en el Cenart.

“Esperamos invitar a un poco más de niños, pero el 2018 ha sido un año difícil para nuestros patrocinadores, sin embargo, siguen con nosotros arriba en el barco y les agradecemos mucho”, indicó la también coordinadora de los talleres de cine Churumbela.

“El festival a lo largo del año imparte talleres en diferentes puntos de esta ciudad, y esto ha permitido que incidamos en los niños al empoderarlos. Ellos al tomar una cámara de foto, al asumirse como director, actores, etcétera, toman muy en serio su papel y se sienten parte de un equipo”, subrayó, y agregó que se esa manera, el cine además de entretener, educa e incide en los niños como personas que ellos desean ser.

El filme, estelarizado por el niño Emiliano Aramayo, así como por Fernanda Castillo y Mauricio Ochmann, cuenta la historia de Santi, un joven de 11 años que se encuentra ante un grave inconveniente en su vida: le han diagnosticado una enfermedad degenerativa que hará que termine por perder su vista.

Ante la situación, sus padres, Rodrigo y Alejandra, recién divorciados, intentarán hacer todo lo posible para animar al pequeño. Para ello, su padre le propondrá que piense qué cosas quiere hacer antes de operarse, por lo que Santi decide elaborar una larga lista con todos los propósitos que le gustaría cumplir junto a sus progenitores.

Esto hará que, pese a sus diferencias, Rodrigo y Alejandra vuelvan a aprender a convivir entre ellos para cumplir los deseos de Santi. El director Pedro Pablo Ibarra dirige esta comedia dramática protagonizada además por Erik Hayser.

Loading Facebook Comments ...