Fuente: Notimex

México, 16 Mar (Notimex).- La Sala 6 “Roberto Gavaldón” de la Cineteca Nacional exhibe el documental “Un lugar llamado Chiapas”, producto de los 370 kilos de la filmación realizada durante un año en las montañas de ese estado, entre 1996 y 1997.

Las funciones son del 16 al 18 de marzo de (14:15-15:45 horas, y 20:45-22:15 horas), el miércoles 20 (20:45- 22:15 horas), y el jueves 21 (16:45-18:15 horas). La entrada general cuesta de 50 pesos. Estudiantes, maestros, e INAPAM 30 pesos, los martes y miércoles.

A través de un comunicado, se informó que 370 kilos de una filmación en las montañas de Chiapas entre 1996 y 1997, fueron transportados a la Ciudad de México junto con las cintas de audio, los reportes de cámara y sonido, y muchos documentos adicionales más.

El material es trabajado por especialistas de la Filmoteca de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quienes luego de revisarlo y catalogarlo lo seleccionan para su digitalización y así crear un archivo al alcance de cineastas e investigadores.

A 25 años del levantamiento zapatista, la Filmoteca presentará la versión en español del documental “Un lugar llamado Chiapas”, de Nettie Wild.

“Un lugar llamado Chiapas”, fue distribuido en diversos cines del mundo, exceptuando a México, y ahora llega con el apoyo de la Embajada de Canadá en México, Canada Wild Productions y Nettie Wild, directora del equipo que filmó en las montañas de Chiapas.

La Universidad Nacional Autónoma de México, la Embajada de Canadá en México y Canada Wild Productions (Vancouver), acordaron traer a México esa investigación documental de más de 60 horas de película histórica para México y el mundo.

Wild encabezó al equipo México-canadiense que filmó durante un año en las montañas del sureste nacional, cuyo resultado es el largometraje estrenado a nivel mundial en el Festival de Cine de Berlín.

La Filmoteca digitalizó una nueva versión en español y trabajó en su corrección de color, así como en la sincronización del sonido para su remasterización, con el objetivo de preservar la película original y garantizar su supervivencia por muchos años más.

Wild hizo un reconocimiento a los mexicanos de su equipo: el camarógrafo Eduardo Herrera, el sonidista Jesús Sánchez y el traductor Víctor Mariña, y a los periodistas locales y miembros de las comunidades por ayudar a obtener estas historias ocultas.

El documental ha sido aclamado debido al registro que hace de las complejidades de Chiapas y su gente, con temas como el de los refugiados choles, los ganaderos cuyas tierras fueron tomadas por zapatistas, y el Obispo Samuel Ruiz, moderador de las pláticas de paz.

También, la figura del Subcomandante Marcos, así como en las autonomías indígenas que en conjunto han creado alquimia entre el México urbano y el indígena. La UNAM agradeció la donación y se comprometió a resguardar esos materiales en una bóveda especial. 370 kilos originales de una filmación en soporte de Súper 16 mm, realizada durante un año en las montañas de Chiapas entre 1996 y 1997,

Loading Facebook Comments ...