Por: Sarai Cortés

Todos sabemos que las películas de terror siempre nos dejan con ganas de más,
sin embargo, existen algunas que no nos dejaron dormir y hasta traumas nos
causaron…

Una de las más icónicas del cine de terror es “El exorcista”

Dirigida por William Friedkin, y
estrenada en 1973, fue un
parteaguas en el cine de terror.

Con una cifra exagerada para su                        
época gastando €39 millones,
recaudó €1,654 millones,
convirtiéndose en la película de
terror más taquillera de la
historia. Una de las escenas más costosas y que curiosamente no pudimos ver
hasta el año 2000 fue la que muchos llaman “La araña”. Friedkin insistía en
meter todos los efectos especiales, mientras que el guionista opinaba que eran
demasiados, incluso algunos le parecían ridículos. En esta escena se contrató a
una contorsionista profesional, aun así fue descartada ya que no se podían
eliminar los cables que sujetaban a la chica y fue hasta el mismo año que
Friedkin logró deshacerse de ellos con la tecnología digital, solo así salió la versión extendida.

Además de provocarnos los mejores sustos, ser muy costosa y recaudar mas de
lo planeado, esta película revolucionó la historia del cine. ¿Cómo? William
Friedkin cambió el formato de iluminación directa a formato duro,
anteriormente los directores de terror utilizaban iluminación triangulada lo que
hace que escenas como el padre en la puerta sean icónicas desde hace décadas.
No olvidemos la banda sonora, parte importante siempre en una película. En un
principio corrió a cargo del compositor Lalo Schifrin. Pero Warner la rechazó
por ser “muy tenebrosa”. Entonces el cineasta puso el dedo en un LP titulado
Tubular Bells de un guitarrista inglés llamado Mike Oldfield.

Existía un objetivo muy importante para Friedkin “inquietar al público” y lo
logró con la mano en la cintura. Trabajando con el famoso técnico de sonido
Gonzalo Gavira para crear ambientes terroríficos, ¿quien no recuerda los gritos
de Regan hechos por un cerdo? E incluyendo imágenes como la máscara
diabólica que sobresaltaron al público, esto hizo que lo acusaran de usar estas
apariciones para colar mensajes subliminales, a lo cual Friedkin respondió “Si
puedes ver algo y darte cuenta de que está ahí, entonces no es subliminal”, no
podría estar más de acuerdo.

Pero vamos a lo más importante, ahora si… ¿Cuál fue la maldición de esta
película?

Sucesos extraños y accidentes escalofriantes fueron detalles que acompañaron
a esta producción. Friedkin pidió a el sacerdote Thomas Berningham (quien era
el asesor religioso de la cinta) que hiciera un exorcismo, pero Berningham dijo
que el ritual romano podría alterar aún más los rumores, sin embargo se logró
que al menos bendijera al equipo. El reverendo Billy Graham (líder de la
ultraderecha religiosa en EE UU) acusó a la película de estar poseída por Satán.

Pienso que tal vez el hecho de que la producción estuviese maldita o poseída
no está tan erróneo. Un incendio destrozó los decorados de la película, y peor
aún cuatro trabajadores perdieron la vida, lo que hizo que el rodaje se retrasara
seis semanas. Los objetos se movían solos, voces se oían a través de los
micrófonos, rollos de películas se velaban sin explicación alguna. Al terminar
el rodaje, poco tiempo después, se rumora que mueren algunas personas, entre
ellas los actores Patrick McGoohan y Vasiliki Maliarios, el abuelo de Linda
Blair y el hermano de Max Von Sydow, quien falleció el primer día del rodaje…
¿Coincidencia?

Lo extraño no termina ahí… Friedkin llevo la producción de la obra teatral al
666 de la 5ta Avenida, la actriz de 42 años que interpretó el papel principal
muere después de realizar la primera presentación (al día siguiente), la
encontraron tendida con los brazos en cruz, algunos cortes y rasguños por todo
su cuerpo, informaron que se había tratado de un suicidio, pero para muchos
ella era sólo una víctima más de la maldición que seguía a esta película.

A pesar de todo lo que se dijo, y de lo que paso, se creo “El Exorcista ll: El
hereje” (1977) dirigida por Jon Boorman, pero no dio el mismo resultado
económico y las criticas empeoraron. En 1990 sale a la luz “El Exorcista lll:
Legión” con Blatty a bordo, pero igual sin resultados. En 2004 Paul Schrader
terminó la precuela “El Exorcista: El comienzo, pero los productores lo
desecharon y pidieron a Renny Harlin hacerla de nuevo desde cero. ¿Esto era
parte de la maldición? ¿Tendremos que pasearnos por la iglesia después de
esta investigación? Al menos yo lo haré.

Loading Facebook Comments ...