Fuente: Notimex

La documentalista María José Cuevas presentó «Bellas de noche», producción en la que buscó exaltar la fuerza y el trabajo artístico de las vedettes mexicanas Olga Breeskin, Lyn May, Rossy Mendoza, Wanda Seux y Princesa Yamal.

En el marco del ciclo «Cine para dialogar. Equidad y perspectiva. Directoras mexicanas contemporáneas», la realizadora habló sobre el origen y el desarrollo de ese material, así como de lo importante que fue para ella mostrar a las mujeres como artistas y no como un objeto sexual.

Durante la charla, moderada por Gemma Argüello, académica de la Universidad Nacional Autónoma de México, Cuevas compartió diversas anécdotas sobre lo que vivió al lado de las vedettes, a quienes visitó de manera recurrente en sus casas, logrando filmar 180 horas.

De acuerdo con Cuevas y con Argüello, el documental va descosificándolas para mostrarlas a ellas. No obstante, «ellas iban marcando la pauta para mostrarse, mayormente buscaban ser filmadas en sus personajes porque ellas quieren seguir siendo vistas así y recordadas desde su práctica performática», dijo María José.

Tras compartir que su acercamiento con el mundo de las vedettes se dio gracias a su padre, José Luis Cuevas, la documentalista compartió que su idea de hacer «Bellas de noche» partió luego de conocer a Princesa Yamal, quien la invitó a su casa porque quería darle un regalo.

«El regalo era que de pronto apagó la luz de la sala y bajó vestida como su personaje y me hizo todo un baile árabe; lo grabé y cuando llegué a mi casa supe que quería hacer algo con ella y con otras vedettes. Y es que Yamal me dijo que llevaba 30 años sin ponerse ese traje, entonces entendí la necesidad que ella tenía de presentarse ante mi como quien había sido», recordó.

Entre preguntas de la académica y de los espectadores que habían tenido la oportunidad de ver la película, María José Cuevas opinó sobre el proceso de vulnerabilidad de estas mujeres al haber envejecido.

«Si bien son personajes que se construyen desde su cuerpo, ellas están conscientes del paso del tiempo pero es la sociedad la que realmente las juzga y la que no les permite que envejezcan», sostuvo.

La realizadora agregó que ellas no han logrado desprenderse del personaje de  vedette y por eso siguen procurando su juventud. «Wanda siempre que me ve me dice que ya tengo que ponerme botox, que me va a llevar con su amiga y que será gratis», compartió arrebatando las sonrisas de los escuchas.

Como éstas, decenas de anécdotas más surgieron durante los pocos más de 60 minutos que duró la charla organizada por el colectivo Grupo Cine Presente, que busca generar espacios de análisis y reflexión en torno a temas de interés social a través del cine.

Loading Facebook Comments ...