Destroyer: el mal camino del romanticismo

22

Destroyer o Destrucción (2019) cuenta la historia de la detective Erin Bell, la cual trabajó como policía encubierta con una peligrosa banda que se dedicaba a robar bancos. Han pasado 16 años desde dicha misión, la cual tuvo daños colaterales que perturban la mente de la detective desde ese entonces. Ahora, con el posible regreso del líder de la banda criminal, Erin decidirá hacer lo que sea con tal de atraparlo y hacer justicia por mano propia.

Este thriller de acción, dirigido por Karyn Kusama, cuenta con un personaje realmente complejo, el cual es la base de toda la película: Erin Bell es encarnada por Nicole Kidman, la cual logra realmente hacerle creer al espectador que es una mujer fuerte y sin sentimientos, pero en realidad toda su historia se basa en el romanticismo. Esta película vista desde otra perspectiva, llega a ser más que una historia de acción y de policías. Es una historia de amor fallido por parte de la protagonista.El personaje que encara Kidman, es peculiar por la forma en que idealiza la felicidad y el amor, al igual que la forma en la que ella lo quiere demostrar.

Otro punto de porque la protagonista es la base de todo, es porque es audaz. Una detective alcohólica y autodestructiva, es una fórmula que siempre funciona cuando el personaje es masculino. Pero cuando es femenino hay que tener mucho cuidado en cómo se construye, y en este filme se logró crear a una anti-heroína y no a una víctima.

Destroyer es una perfecta combinación de la idea de la idealización de la felicidad, el amor romántico y el sentimiento de culpa. Además es un filme que le ha generado muchas nominaciones a Nicole Kidman por la buena interpretación que esta da y lo irreconocible que es ante la audiencia.

Loading Facebook Comments ...