Cineasta colombiana exhibirá en Canadá historia de tejedoras de Oaxaca

13

Fuente: Notimex

La cineasta colombiana Laura Huertas presentará en Toronto su documental “La Libertad”, un trabajo de 29 minutos de duración en los cuales muestra la vida cotidiana de una familia de tejedoras de cintura del sureño estado mexicano de Oaxaca.

El documental fue realizado con el apoyo de entidades como el Laboratorio de Etnografía Sensorial y el Centro de Estudios Fílmicos de la Universidad, de Harvard, Arquetopia, Fundación para el Desarrollo (Puebla); Resartis, Videobrasil, PSL University y el Programa C del Museo de Arte Moderno de Medellín.

Para realizar este proyecto, la cineasta nacida en Bogotá convivió durante mes y medio con la familia Navarro, de la localidad oaxaqueña de Santo Tomás Jalieza, que vive de este oficio basado en una técnica prehispánica.

Las hermanas Inés, Crispina y Margarita Navarro, junto a su madre Mariana, se dedican de tiempo completo a tejer prendas de vestir o decorativas con figuras de animales y grecas.

Tomando como punto de partida la relación entre el tejido y hacer cine, la directora siguió con su cámara a las tejedoras en su telar y en la cocina, haciéndose trenzas y sonriendo, junto a su hermano Gerardo, quien es pintor.

“Compartimos el ritmo de la casa alrededor del tejido, que cristaliza una técnica preservada por las mujeres a través de los siglos”, dijo la directora en entrevista con Notimex.

Durante su estancia en México, Huertas aprendió de la artesana Eufrosina Vázquez, ya fallecida, el arte del tejido y encontró similitudes con el proceso cinematográfico.

“En el tejido hay una sucesión de puntos, números y nudos, mientras que en el cine también hay sucesión de números, de hecho los pixeles son como pequeños nudos”, comentó la cineasta colombiana.

Consideró que el tejido tradicional es un oficio que tiene “muchas capas de tiempo”, como “una máquina de escribir la historia, preservada por las mujeres”.

Huertas explicó que al convivir con la familia Navarro, cada uno de sus miembros repetía mucho la palabra libertad, por lo que decidió titular así su documental.

“Ellos tienen la conciencia de que su oficio es para construir una independencia, una manera de ser autónomos”, añadió Huertas, quien se considera una “cineasta artesana”.

En el documental, una de las artesanas explica que no se ha casado quizá porque ama su libertad. “Si tuviera que ir fueras y estuviera casada quizás tendría que pedir permiso a mi marido”, sostiene la tejedora.

Crispina y una de sus hermanas vinieron hace unos años a Toronto a exponer en el Museo Gardiner la forma en que hacen su tejido.

Luego de convivir con esta familia de artesanos, Huertas encontró que “en su trabajo hay una forma de resistencia y una construcción ética”.

“Vivimos en un mundo capitalista donde se piensa en dinero y productividad, pero las tejedoras hacen una labor que requiere tiempo, un trabajo lento, hecho con las manos, todo lo contrario de lo que la sociedad capitalista demanda”, aseveró.

La directora, quien radica desde hace 16 años en Francia, agregó que durante la filmación “traté de encontrar la distancia justa para estar con ellos, para construir un espacio que compartiéramos, que no hubiera barreras”.

Dijo sentirse honrada porque la familia Navarro le haya abierto las puertas de su casa. “Traté de responder con la humildad de no tener ningún tipo de juicio y entender lo que nos une como seres humanos”, añadió.

“La Libertad”, que se estrenó en junio en Nueva York, se presentará el próximo lunes en Toronto y en diciembre se proyectará en un museo de París.

“Me gustaría que se pudiera proyectar en México. La familia Navarro ya lo vio y le gustó, pero sería bueno que se proyectara en un festival mexicano donde ellas pudieran asistir”, concluyó.

Loading Facebook Comments ...