Fuente: EFE

La película de superhéroes Black Panther triunfó este domingo en la 25 edición de los premios del Sindicato de Actores de Estados Unidos (SAG, siglas en inglés) al llevarse el galardón al mejor elenco de una película.

Chadwick Boseman, que apareció en el escenario acompañado por compañeros de Black Panther como Lupita Nyong’o y Michael B. Jordan, se preguntó retóricamente si esta cinta ha cambiado la manera en que la industria audiovisual ve a los artistas negros.

«Todos [los intérpretes negros de Black Panther] sabemos lo que es que te digan que no hay una pantalla o un escenario para que aparezcas. Sabemos lo que es ser la cola y no la cabeza. Sabemos lo que es estar debajo y no arriba. Y con eso fuimos a trabajar cada día, porque sabíamos que teníamos algo especial que darle al mundo», explicó.

Esta exitosa cinta de Marvel, que recaudó 1.346 millones de dólares en todo el mundo, continúa así abriendo camino para la diversidad en Hollywood tras ser el primer filme de superhéroes con un protagonista negro.

Además, Black Panther se convirtió esta semana en la primera película de superhéroes en ser nominada al Óscar a mejor largometraje.

«Gracias a Freddie Mercury»

En una temporada de premios de Hollywood bastante abierta y sin favoritos claros, Rami Malek y Glenn Close confirmaron este domingo sus credenciales para los Óscar al llevarse las estatuillas al mejor actor y mejor actriz, respectivamente.

«Doy las gracias a Queen y Freddie Mercury», dijo el protagonista de Bohemian Rhapsody. «Recibí algún poder de él [Mercury] sobre lo que es dar un paso al frente y vivir la vida al máximo: ser exactamente lo que quieres ser y conseguir todo lo que deseas», añadió.

Close, ganadora por The Wife, subrayó el poder artístico del cine ya que permite recrear lo que sucede cuando dos personas se miran a los ojos.

Por su parte, Mahershala Ali, que ya recibió el Globo de Oro al mejor actor de reparto por Green Book, reforzó su condición de favorito al Óscar en esta categoría al salir también como triunfador.

Y Emily Blunt, que no fue nominada a los Óscar ni por El regreso de Mary Poppins ni por Un lugar tranquilo, se pudo resarcir. La británica se llevó el reconocimiento a la mejor actriz de reparto por Un lugar tranquilo, y lo dedicó especialmente a su esposo John Krasinski, director y coprotagonista de esa cinta.

Los premios televisivos

La gala, que se celebró en el auditorio Shrine de Los Ángeles (EE UU), no fue particularmente afortunada para los españoles, ya que no ganaron ni Antonio Banderas ni Penélope Cruz, nominados en las categorías televisivas por Genius: Picasso y American Crime Story: The Assassination Of Gianni Versace, respectivamente.

The Marvelous Mrs. Maisel, la serie de Amazon sobre una monologuista en los años 50, arrasó en los apartados de comedia televisiva. Así, Rachel Brosnahan se llevó el premio a la mejor actriz cómica, Tony Shalhoub se alzó con el galardón al mejor actor cómico y el reparto al completo ganó la distinción al mejor elenco de una serie de comedia.

En cuanto a los galardones dramáticos de televisión, Jason Batemanobtuvo la estatuilla al mejor actor por Ozark, Sandra Oh se proclamó vencedora como mejor actriz por Killing Eve, y el reparto de This is Us se hizo con el premio al mejor elenco.

Darren Criss fue elegido mejor actor de una serie limitada o película televisiva gracias a American Crime Story: The Assassination Of Gianni Versace, mientras que Patricia Arquette fue proclamada mejor actriz en el mismo apartado por Escape at Dannemora.

Arquette dejó uno de los momentos más comentados de la noche al acordarse del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y de la presunta injerencia rusa en las elecciones de 2016. «Gracias, Robert Mueller, y a todos los que trabajan para garantizar que tenemos soberanía en Estados Unidos», dijo, en referencia al fiscal especial al frente de esta investigación.

Por último, el legendario intérprete Alan Alda recibió un premio especial por su carrera y subrayó que una de las grandezas de su profesión es poder meterse en la cabeza de los personajes que encarna. «Quizá nunca haya sido más urgente ver el mundo a través de los ojos de otra persona. Cuando una cultura está dividida tan marcadamente, los actores pueden ayudar, al menos un poco, simplemente haciendo lo que hacen», afirmó.

Loading Facebook Comments ...