Fuente: Notimex

“Nunca me fui a Hollywood ni me iré, y menos ahora porque tengo muchos años y pienso que si me quedé aquí fue para apoyar a nuestro cine, no me tocaba. Además no me concibo como productora allá, no me veo trabajando para un estudio”, respondió a Notimex.

Seguramente más de un colega le habría dicho que reconsiderara su postura, pero la productora de películas como “Reed, México insurgente” (1973), “Cronos” (1990) y “El laberinto del fauno” (2006) sostuvo que jamás se arrepentiría de tal hecho.

“Ningún arrepentimiento, estoy muy feliz con lo que he hecho y por haber apoyado a nuestro cine. Lo seguiré apoyando y buscando a nuevos talentos”. Prueba de ello es que echará a andar dos óperas primas a cargo de jóvenes.

“Una ya está en camino y voy a ver si tengo energía para más. El primero es la historia de un padre y un hijo. No es que trabaje mejor con los jóvenes, pero sí hay que ponerles el hombro y apoyarlos para que surjan nuevos talentos. Sí me puedo acomodar con ciertas personas, pero si tengo energía, seguiré impulsando a los jóvenes”, dijo.

Precisó que una de las películas es de Perú, pues para ella es importante no perder lo latinoamericano.

“Si no se exhibe cine mexicano menos el latinoamericano y eso es una locura. Urge voltear a vernos en términos de mercado porque se trata de un mercado gigantesco que nadie explora y no se hace porque es brutal el sistema de dominación que tiene la exhibición, nos tiene apendejados”.

Respecto a la versión cinematográfica del libro “Los demonios del Edén”, escrito por Lydia Cacho y que produciría en asociación con Guillermo del Toro, Bertha Navarro mencionó que incluso podría convertirse en serie de televisión.

“Existe la posibilidad de que sea una serie, hay mucho en lo cual adentrarse y estamos en ese momento”, puntualizó, y aunque no abundó sólo aseguró que el proyecto se encuentra en un momento indefinido.

Loading Facebook Comments ...