Fuente: Notimex

Entre ovaciones, el cineasta húngaro Béla Tarr compartió su emoción por la conmemoración de tres efemérides de su obra y es que este martes 24 de octubre se cumplirá el 40 aniversario del estreno de su primera película “Nido familiar” (1977).

Al recibir la Medalla Filmoteca UNAM, en la 15 edición del Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), el creador recordó que también es el aniversario 30 del primer día de filmación de su cinta “La condena” (1988) y el 20 del primer día de filmación de “Las armonías de Werckmeister” (2000).

En este 2017 es la segunda vez que Béla Tarr asiste al FICM, antes en 2011 el encuentro lo recibió como invitado especial y en esta ocasión presidirá el jurado de la Sección de Largometraje Mexicano.

Durante la ceremonia Daniela Michel, directora del encuentro fílmico michoacano, sostuvo que el director de cine, guionista y actor goza de una larga y fructífera trayectoria que se combina con su vocación por la educación de los cineastas jóvenes. “Tuve la oportunidad de visitar su escuela en Sarajevo”, comentó.

La medalla que el originario de Pécs, Hungría, recibió esta noche es una obra artística que se elabora en 99.9 por ciento con plata pura extraída durante el proceso de revelado, restauración y rescate de películas dentro de los laboratorios de la Filmoteca de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Entre quienes han sido merecedores de ese galardón destacan Abbas Kiarostami, Volker Schlöndorff, Terry Gilliam, Arthur Penn, Juliette Binoche y Willem Dafoe, entre otros afamados creadores.

A decir de la directora de la Filmoteca de la UNAM, Guadalupe Ferrer, ese galardón le es conferido por su destacada contribución a la cinematografía mundial.

“En su obra enfatiza la dignidad de las personas y sumerge al espectador en los rostros y las emociones de sus personajes. Su creación ha influido fuertemente en las generaciones de jóvenes cineastas”, compartió Ferrer.

Loading Facebook Comments ...