Álex Brendemühl: “Trabajar con Marion Cotillard ha sido un sueño”

9

Fuente: EFE

El origen mestizo del actor catalán Alex Brendemühl, medio alemán, medio español, parece haber marcado su trayectoria cinematográfica, que transcurre tanto dentro como fuera de España. Este viernes llega a los cines con la francesa “El sueño de Gabrielle”, un intenso drama romántico junto a Marion Cotillard.

“Trabajar con Marion Cotillard ha sido un sueño: a todo lo que hace le imprime un sello y una magia”, ha señalado hoy a Efe Brendemühl, a dos días del estreno del filme dirigido por Nicole García y que compitió el año pasado en Cannes en la sección oficial.

Basada en la novela “Mal de piedras” (Ediciones Siruela, 2008) de la escritora italiana Milena Agus, la película cuenta la historia de una mujer apasionada (Cotillard) que, en la Francia de los años 50, lucha por escapar de los convencionalismos y de su matrimonio de conveniencia (con Brendemühl) para encontrar el amor verdadero.

“Este tipo de películas, donde se muestran así las emociones, sólo las saben hacer los franceses”, subraya el actor, que cree que la trama bebe de las grandes novelas románticas del XIX y de autores como las hermanas Brönte, Ibsen o Strindberg.

“Mujeres fuertes y apasionadas que no encajan porque necesitan vivir esa pasión tal y como la sienten”, explica. Y pese a todo tiene una total vigencia, como indica la directora, responsable de otros títulos como “Place Vendome” y “El adversario”.

“El deseo femenino, cuando se expresa alto y claro, da miedo”, asegura. “Quizá hoy el personaje no correría el riesgo de que la encerraran en un psiquiátrico, pero seguiría siendo perturbadora; aún se espera de la mujer un cierto pudor que no se espera del hombre”, precisa.

Brendemühl está de acuerdo. “El deseo femenino sigue siendo un gran misterio y una gran amenaza, un mundo a explorar, complejo e inabarcable, y creo que la mujer sigue en ese camino de aceptarse y de que la sociedad la acepte”, opina.

Los últimos meses han sido especialmente movidos para el actor que dio vida a Mengele en “El médico alemán” (2013), de Lucía Puenzo. Acaba de terminar otro trabajo con Cédric Kahn en Francia, un rodaje que se solapó con el anterior, “Petra”, de Jaime Rosales, esta vez sí, en España.

“El trabajo va por épocas. Ahora me estoy labrando un camino en Francia y apostando por más proyectos allí, porque creo que está bien desaparecer del panorama a veces. Te ven y te asocian a un tipo de personajes y fuera te puedes reinventar”, afirma.

En “El sueño de Gabrielle”, su personaje es un emigrante español, de origen humilde, que empieza una nueva vida en Francia como jornalero. Aunque hay en él algo de oportunismo y pragmatismo, se acaba enamorando de la mujer con la que se casa por conveniencia.

“Aunque ella le dice que nunca le querrá, este hombre tiene una fe escondida, una confianza ciega en ese amor que le hace persistir y dejarle espacio; la deja ir para poder recuperarla, es un amor ciego y muy loco”, señala.

Además de profundizar en los entresijos del deseo, la película es también una defensa de la función reparadora de la imaginación, y ahí la directora, Nicole García, aborda algo muy personal: “La realidad siempre decepciona. Me fío mucho más de lo que construimos con la imaginación”, declara.

Loading Facebook Comments ...